Ni en el día más brillante, ni en la noche más oscura (Green Lantern)

6 Oct

ANÉCDOTA

Un día más que el amanecer te encuentra en el sofá, sentado, mirando infomerciales en la televisión. En tu mano descansa el teléfono, y sonríes con la esperanza de que el nuevo producto que compraste cambie tu vida. “¿No estás cansado de ser un perdedor?”, dijo el presentador. “¡Sí!”, gritaste tan fuerte que tu vecina golpeó la pared para hacerte callar. “¿Quiere verse como yo?”, preguntó el sujeto; y tú asentiste, imaginándote en un crucero por las Bahamas, rodeado de muchachas hermosas y con la fortuna de Monte-Cristo en una cuenta de un banco suizo.

“Sólo debe comprar esto, y le aseguro que sus poderosos magnetos atraerán la riqueza, fama y todo eso que la vida le ha negado”. Apenas escuchaste eso, marcaste el número en el teléfono y ordenaste el Anillo de los Nibelungos, una pieza que fue hecha en lo alto de las montañas del Nilo, fue bendecida por doce Papas y Tutankamon fue enterrado con uno idéntico. Con esas referencias, sabes que no puede ser un fraude. Tu vida está a punto de cambiar.

RESEÑA

Antes de comenzar, una aclaración: la reseña es sobre la película; por lo que no haré ninguna comparación con el cómic ―aparte de que no sé gran cosa―, ni con las diferentes series animadas.

En los primeros dos o tres minutos se cuenta acerca del cómo nacieron, fueron elegidos, crecieron ―¿y se reprodujeron?― los 3600 Linternas Verdes ―¿creíste que el de nuestro sector era único?―, y nos dicen que su poder se basa en la voluntad. Asimismo, nos revelan la existencia de Parallax, una entidad que utiliza el miedo como fuente de energía.

Pero no hay nada que temer, pues un legendario Linterna Verde encerró a esta criatura en un planeta perdido. Así que no hay nada que temer, ¿verdad? Bueno, la respuesta llega pronto: la primera escena de la película nos presenta a tres viajeros espaciales que se pierden y llegan… justo a ese planeta perdido. ―qué conveniente―; donde su miedo se convierte en “alimento” de una extraña criatura ―que parece una mezcla de los dementores de Harry Potter y Megamente―, y resulta ser… ―en serio, si algún día se convierten en súper héroes, maten a sus enemigos; ahórrense problemas.

“Tienen miedo… Bien”

Lo siguiente que vemos es al legendario Abin Sur en una nave espacial; contacta a otro Linterna y se entera de que otro planeta ha sido destruido y de que uno de sus compañeros está muerto. Pero no hay tiempo para llorar, su anillo parpadea, informándole de un peligro inminente ―prefiero el sentido arácnido―. Y Parallax ―que pareciera haber digi-evolucionado―, lo ataca… dentro de su propia nave. No sé si sea por la edad o el factor sorpresa; pero Abin Sur pierde miserablemente y se ve obligado a ir al planeta habitado más cercano.

Bien, a los diez minutos de la película, conocemos a Hal Jordan (Ryan Reynolds), a quien nos presentan como un irresponsable e inmaduro ―todo eso con sólo verlo despertar―. Corre a una prueba de combate aéreo y gana, de una manera poco convencional. En esta parte hay un “flashcbak” hacia su niñez, en donde ve morir a su padre. No reacciona a tiempo, paralizado por el miedo, y el avión se estrella… lo que provoca que lo despidan.

Mientras tanto, Abin Sur cayó en la Tierra ―¿en serio?―, y en Estados Unidos para ser más preciso ―nadie se lo hubiera esperado―; está muriendo, por lo que le dice al anillo que elija a alguien. Así, Hal Jordan se convierte en el primer humano en ser Linterna Verde. Felicidades, viste los primeros veinte minutos.

“En el día más brillante,

ni en la noche más oscura,

ningún mal escapará de mi vista.

A aquellos que adoran el poder del mal,

teman a mi poder:

la luz de Linterna Verde”

Resulta absurdo que a partir de este punto la película se torne lenta y predecible ―Sí, aún más―. La trama es muy simple y los personajes no terminan por definirse; incluso, en lo personal, creo que hubo un abuso en los efectos especiales. Por ejemplo, cuando Hal Jordan viaja a el Planeta Oa, hogar de los Guardianes, creadores del Cuerpo de Linternas Verdes, lejos de mostrar un mundo fantástico, da la impresión de que tomaron alguno de los fondos de pantalla que encontramos todos los días en internet.

Conocemos a Carol Ferris (Blake Lively), la eterna enamorada del protagonista ―y por lo tanto, la que estará en peligro al final―, y al Dr. Hector Hammond (Peter Sarsgaard), quien es amigo de Hal, y también está enamorado de la chica ―por lo que, naturalmente, será el malo de la película―. Todos dudan, incluso él mismo, de que Hal tenga lo que se necesita para ser un súper héroe ―no todos estamos preparados para esa responsabilidad―, lo que provoca que se niegue a usar sus poderes y rechace ser un Linterna Verde ―pero no regresa el anillo… Típico de los humanos.

Luego de escenas llenas de clichés ―aún para Disney―, peleas simples, conversaciones y efectos ―muchos, muchos efectos―. Viene la batalla final contra Parallax en la Tierra, que quiere destruir al nuevo portador del anillo que una vez lo venció ―en serio, si un día se convierten en súper villanos, si ya mataron a su némesis, maten a todos los que puedan; dejen los caprichos para después.

Ingenuo de mí, creí que salvarían la película con este enfrentamiento; que la Tierra se llenaría de Linternas Verdes y que destruirían Nueva York, Los Angeles o Washigton ―como cualquier película de destrucción que se precie de serlo―. Pero no. A esa criatura capaz de derrotar a los más poderosos del Cuerpo de Linternas, al que ha destruido planetas enteros, lo derrotan de una manera tonta y… que ya te esperabas desde la mitad de la película. Los malos se mueren, el protagonista se queda con la chica… Disney lo ha hecho de nuevo.

Ah, y para colmo, durante los créditos muestran a Siniestro ―el nombre ya dice mucho― que se quita el anillo verde de la voluntad y se pone uno amarillo del miedo. ¿Qué pasa? ¡Su traje cambia de color! Es idéntico, sólo que amarillo ―caray, en ese momento tuve la sensación de que había estado viendo una nueva cinta de los Power Rangers.

La película cumple con entretener; pero no vale para verla más de una vez y creo que no hace justicia a todos los fanáticos de Linterna Verde que esperaron casi tres años, desde que fue anunciada. Ojalá que corrijan el camino en la segunda parte, que está anunciada para el 2012. Por lo pronto, ya dijeron que no será dirigida por Martin Campbell.

__________________________________________________

Gracias por la visita. No olvides que tu opinión importa. Califica, dale “manita arriba” o abajo según sea tu criterio y deja tu comentario.

Anuncios

6 comentarios to “Ni en el día más brillante, ni en la noche más oscura (Green Lantern)”

  1. schekas 7 octubre, 2011 a 15:25 #

    Siempre es triste para los fanáticos de los superhéroes que hagan películas tan malas, sobretodo cuando existen cientos de historias de calidad estupenda.
    Tenía entendido que esa película era medianamente mala, pero ¿tantos clichés?
    Espero que alguien me invite a verla, porque de otra forma no pienso ni siquiera leer una sinopsis o crítica (la tuya me basta y con creces).

    • Eduardo E. Figueroa (Yayo el panda) 8 octubre, 2011 a 16:07 #

      Se veía venir desde lo que mostraba el trailer. A pesar de que no me gusta Linterna Verde, creo que se le quedo a deber a uno de los súper héroes que más historia tienen de fondo.
      Saludos, y gracias por la confianza.

  2. Angel Kok'n Guegar 6 octubre, 2011 a 20:46 #

    Si, la pelicula es un asco sin duda alguna, es de esas de las que sales diciendo “no mams, y por ver esta no vi la otra?”, es bastante tediosa y leeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeenta, mas que mi estimado hermano escritor de este blog corriendo.
    Solo difiero con algo, ¿muchos efectos? es imposible decir que una pelicula tiene un exceso de efectos, mas en estos tiempos, o preferirias haber visto una con efectos como las de godzilla o la mas reciente hombre lobo?, esto suele darse en peliculas carentes de buena trama, a falta de historia…metele efectos, no creo que hayan sobrado, una pelicula basada en super-heroes tiene que estar llena de efectos, en tal caso tambien podrian criticarse peliculas como spider-man 3 o incluso the dark night, que no puedes decirme que tienen pocos efectos.
    Apoyo todo lo comentado, menos eso. Buena entrada, y como un P.D., el blog anterior no lo comente pero estuvo buenisimo ca’on, creo que ha sido la entrada que mas me ha gustado de las que has publicado

    • Eduardo E. Figueroa (Yayo el panda) 8 octubre, 2011 a 16:10 #

      Con muchos efectos me refiero a eso que dices: “a falta de historia… métele efectos”. No estoy en contra de su uso; pero si de las películas que no ofrecen nada más que colores brillantes y explosiones.
      Además, no puedes negar que los trajes de Linterna quedaron terribles; sobre todo el antifaz.
      Gracias por comentario, y me alegro de que te haya gustado el post de los transportes urbanos. Estamos en contacto.

  3. BloggerGeek 6 octubre, 2011 a 20:15 #

    Es cierto la verdad quede muy decepcionado y si de verdad te quieres entretener y divertir te recomiendo las dos peliculas que salieron de linterna verde las ultima son animadas y el doblaje latino quedo muy bueno salaudos panda 😀

¿Hay algo que quieras compartir con la clase?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: